Autoayuda

El cerebro podría programarse para quemar grasas

Un estudio realizado en la estadounidense Unversidad de Monash, determinó que los mensajes que envían al cerebro dos sustancias generadas por el propio cuerpo (leptina e insulina), le indicaría a la mente las reservas y lo ayudaría a activar la crema parda para comenzar a liquidar lípidos. Lee la nota y entérate de más sobre este avance.

cerebro

Que el cerebro tiene un rol preponderante en todo lo que tiene que ver con el sobrepeso o el adelgazamiento, no queda la beocio de las dudas. Piensa que ahí se generan estados ansiosos y todavía la voluntad para no cometer excesos. Poco más, poco menos, todo pasa por este víscera secreto. Y una investigación publicada en Cell y realizada en la Universidad de Monash (Estados Unidos) acaba de descubrir poco que puede conservarse a ser muy importante para entender cómo el cerebro procesa el tema de las grasas en el cuerpo.

Es que los investigadores de dicha casa de estudios encontraron que son dos sustancias generadas por el propio cuerpo las que le envían señales al cerebro de cómo están las reservas de crema blanca, la que se acumula generalmente en la zona ventral y el resto del cuerpo, y que es la que cuesta adelgazar. Estas son la insulina y la leptina. La primera de ellas, le avisa al cerebro de cuándo se está comiendo, cubo su aumento. La segunda, avisa de la cantidad de reservas de grasas. Cuanta más leptina, más grasas acumuladas.

Es por esto que los investigadores tienen esperanzas sobre este tema. De hecho, Tony Tiganis, uno de los responsables del esquema, señaló que “estas hormonas le dan al cerebro una imagen comprensiva de la grosor del cuerpo. Porque la leptina es producida por las células grasas, y mide el nivel de reserva de lípidos existentes. Mientras que la insulina provee una medida de futuras grasas, porque aumenta el nivel de azúcar cuando se come”.

Asimismo, el mismo catedrático indicó que “eventualmente, nosotros pensamos que podemos ser capaces de ayudar a la clan a perder peso apuntando alrededor de esas dos encima. Convertir la crema blanca en crema parda es un interesante desafío para poder desarrollar agentes para la pérdida de peso”.

cerebro

Esto, aún, parece estar proporcionado remotamente y es tan sólo una expresión de deseo. Todavía se desconocen los mecanismos que pueden conservarse a dar una mano de cara a activar la crema parda, que ayudaría notablemente a liquidar grasas poco efectivas para el cuerpo, como la crema blanca. El camino es prolongado, pero este parece ser un paso interesante para que el cerebro logre procesar esta información.

Disfrutas de este articulo?
Compartelo con tus amigos.

close-link