Dieta Alcalina

Cómo preparar milanesa de pollo en 4 variantes para dieta

La milanesa de pollo no es más que un buen filete de pechuga de pollo empanizado, que luego se puede freír, cocinar al horno, a la plancha o como sea. Cierto es que es una récipe que puedes incluir en tu dieta. Aprende a prepararla en esta nota, donde conocerás adicionalmente algunas interesantes variantes para hacer en casa.


  • Fórmula de milanesa de pollo tradicional

    • Ingredientes
    • Preparación
  • Cómo preparar milanesas de pollo en otras variantes

    • Milanesa napolitana
    • Milanesa de pollo rellena
    • Milanesa de pollo empanizada diferente
  • Otras recetas fáciles de pollo para tu dieta

milanesa de pollo

Fórmula de milanesa de pollo tradicional

Una de las recetas más sencillas que puedes preparar con pollo son las milanesas. Se tráfico de filetes de esta carne, asiduamente de pechuga, que se empanan y luego se cocinan fritos o al horno. ¿Quieres aprender cómo hacer milanesa de pollo en una récipe que sea apta para tu dieta? Entonces no te pierdas este paso a paso.

Ingredientes

  • Una pechuga de pollo sin piel ni huesos fileteada de no más de 1 cm de gordura
  • Huevo (o claras) recorrido
  • Pan rallado (o rebozador de travesaño)
  • Sal, pimienta, ajo, perejil y una cucharada de mostaza

Preparación

  • Toma las pechugas de pollo fileteadas perfectamente limpias y condiméntalas con sal y pimienta. Mientras tanto, bate los huevos, con un toque de sal, ajo perfectamente picado (puedes usar ajo en polvo), perejil ídem y una cucharada de mostaza, que emulsiona y da sabor.
  • Pasa las pechugas por huevo y luego empana. No hace desatiendo doble empanizado. Procede con toda la carne de pollo que tengas y reserva. Se pueden congelar sin ningún problema si te sobran. De hecho, es recomendable que prepares de a varias y tengas de reserva.
  • ¿Y cómo cocinar una milanesa de pollo? Pues estás a dieta, así que fritas ni se te ocurra. Prende el horno, rocía una fuente con spray vegetal y dora las milanesas de uno y otro lados hasta que estén a punto para tomar. Con una rica ensalada y un poco de citrón por encima de las mismas, tendrás una comida impecable.

Cómo preparar milanesas de pollo en otras variantes

Ahora que ya sabes cómo hacer milanesas de pollo en su forma más tradicional, es hora de probar con otras geniales variantes que puedes pensar para tu dieta, siempre partiendo de la récipe de milanesa que conociste anteriormente. A ver qué te parecen estas alternativas…

Milanesa napolitana

Preparas tu milanesa de pollo al horno tal como te enseñamos en el paso mencionado. Cuando la das dorso por vez primera, le colocas un poco de salsa de tomate (o tomate en rebanadas) y un poco de un pinrel asustadizo bajo en grasas que manguita. Deja cocer y termina con un toque de orégano por encima. Quedan riquísimas.

Milanesa de pollo rellena

Para preparar milanesas rellenas, debes dejar los filetes del doble de voluminoso que en la récipe diferente. Es opinar, de unos dos centímetros. Con un cuchillo perfectamente afilado hazle una especie de faltriquera a la pechuga, la cual puedes rellenar con pinrel, tomate, espinaca, maíz cremoso y lo que consideres que puede ir perfectamente adentro de ella. Luego se reboza y se cocina al horno, tal como en la récipe almohadilla. Te llevará más tiempo, puesto la preparación es más gruesa y el pollo debe comerse cocido para evitar problemas.

Milanesa de pollo empanizada diferente

Si quieres preparar la milanesa de pollo en una récipe distinta, mínimo mejor que cambiarle el empanado. En vez de pan rallado, mezcla hojuelas de avena, harina de maíz o polenta, semillas de sésamo y un toque de maicena. Cuando vayas a rebozarlas, lo haces en esta mezcla. Finalmente, cocinas las milanesas al horno como de costumbre hasta que estén doradas y cocidas.

Otras recetas fáciles de pollo para tu dieta

Ahora que ya sabes una récipe para preparar milanesa de pollo principal y asimismo algunas interesantes variantes, es hora de descubrir otras interesantes recetas con pollo para incorporar en tu día a día. Vamos, que es un alimento sano y proporcionado crematístico, adicionalmente de muy versátil.

  • Terrina de pollo.  Si te gusta una récipe fresca, tipo pudding, que puedes tomar en cualquier momento con una rica ensalada, mínimo mejor que una terrina de pollo. Ideal para quienes gustan de esta clase de preparaciones que son ideales para achivar.
  • Pastel de pollo y calabaza. Si buscas recetas de pollo con verduras, mínimo mejor que este pastel de pollo y calabaza, consumado porque es completo y muy importante. Como si fuera el pastel de carne y patatas, pero con este twist diferente que tan perfectamente le sentará a tu dieta.
  • Pollo con salsa de manzana. Otra de las buenas cuestiones que tiene el  pollo es que puede prepararse con completa facilidad con una rica salsa agridulce. Este es el caso del pollo con salsa de manzana que vas a conocer en esta nota.

¿Preparas alguna récipe para milanesa de pollo?

Ver resultados

Loading ... Loading ...

Disfrutas de este articulo?
Compartelo con tus amigos.

close-link